Mi primera sesión de canto: Nunca pensé que se empezara a germinar ese sueño

Antes que todo de iniciar este escrito, traigo a colación la frase del Principito: “Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó, renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó”

Empiezo así, porque mi vida ha sido como una montaña rusa, un sube y baja de emociones; unos más malos que otros, al menos así lo aprecio. Sin embargo,  todo cambió cuando el pasado jueves 8 de septiembre ese sueño comenzó a girar positivamente.

Aprovechamos para el selfie, María Marta López y Javier Paniagua
Siempre me había gustado cantar, o bueno, para efectos tales tararear, desde más joven recuerdo haber iniciado en el coro del cole uno o dos años. De escuela nunca, porque fatal, esa transición de mi voz- propio del desarrollo: de pito a voz más ronca, ¡jamás! Era motivo de acomplejarme.

Después de eso, había ido rondando en karaokes, en fiestas con amigos (donde puedo ser yo, sin juicios), con integrantes de mi familia en actividades sociales; y así iba animándome. Me empujaban a hacer la pelota. He sido bueno para eso, para intentar bailar y echarme una que otra pieza. La gente repetía, si educa su voz llegará muy alto, hasta que me lo grabé. Incluso siempre me dije, me encanta las artes, lo que es ciencias sociales, y ya soy comunicador, locutor, ¿por qué no empezar en el canto  profesional si me gusta?

Resulta que un día cualquiera, subo una grabación a mi red social Facebook donde trato de cantar una pieza buenísima: Durmiendo con la Luna de Elefante, no le hice honor a la pieza, al tiempo que agregué a una artista- quien además admiro- y viene y agrega. ¡Fail! ¡Oh no! Me pisoteará. Y los comentarios no eran buenos ni malos, pero daban a entender que debía ponerle más. Así como, “¡qué buena pieza, pero, ponele y perseguí tu sueño!”

Yo decía aquí María Marta me acribillará, me mutilará, y le dejé un mensaje al inbox: “No vea el vídeo que recién colgué a mis redes porque fatal”, lo que seguido respondió: “¿Ud. Lo que quiere es que yo lo vea?” mmmm no lo pensé de esa forma, sin embargo igual lo ojeó. ¡Vergüenza y trágame tierra ven a mí!

Me ha dejado un comentario en el video aficionado en mi cuenta:
Comentario de María Marta en el video inicial 
Entre risas, congoja, y ansiedad recibí ese pronunciamiento de la maestra de canto. Tal vez será que no hay mal que por bien no venga, y, a echarle ganas al asunto. Procedí a agendar con ella el compromiso de mi primera sesión de canto. ¡Wao, alguien que me pellizcara! Porque siempre había sido un sueño comenzar a darle forma a esa faceta y aprovechar ese maravilloso instrumento y caja de registro que me dieron: Mi voz.

Y de verdad, cuando llegó el día- llegué tarde- porque a pesar que siempre me pulo en eso, había las presas del demonio, ya que la maestra es del oeste de la capital. Pero todo estaba predestinado al éxito, ya que muchos concordaban en que sí la experta me guiaba estaba destinado a crecer.
El clima, el ambiente estaba a mi favor, subo unos cuantos pisos y logro divisar a María Marta, alguien que creía era seria, muy estricta, resultó ser tan genuina y amable; sin perder lo estricta y rigurosa, claro está. De inmediato, hicimos clic.

Una vez en el estudio de ella, le dio play a mi video subido y me sonroje como nunca, a pesar que eso mismo me llevó ahí. Y con solo eso, ya ella sabía por dónde empezar a trabajar. En mi vida sabía de registros de voz, en canto, y al parecer soy: bajo con tonos de barítono. Una cosa rarísima, como en chino habló.

Comenzamos y ella soltó un: “Hey qué deleite, y soy genial como maestra”, seguro porque vio lo que lograba en mí. Y ya que, según me contó, no existen muchos con mi tipo de voz. Casi todos son tenores.

¡Ud llegará muy alto, es cuestión de trabajar, y mejorar su respiración, porque la manejás pésimo!, amé la sinceridad de ella, de paso también se lo hice saber.

Me ofreció consejos rápidos y sencillos, en programas y apps a utilizar, en la técnica de la respiración, en cómo utilizar mi laringe, en hacer mejor mis abdominales. Si, todo eso tiene que ver para profesionalizar el canto.

Aunado a eso, durante la enseñanza subimos videos de #Restaurandovoces #ResucitarUnCantante, hasta lo calificó como tugurio de voz; imagínense el compromiso. Aquí vean el vídeo de presentación:



Salí de la casa de mi admirada, con una sonrisa e ilusión, que no me cambiaba por nadie. Hasta seguro para aplacar mis nervios, me hizo saber lo imitable que podía ser. Es que quería impresionar y de verdad hacer valer esa clase.

Luego de eso, recibí tantos mensajes de apoyo que hasta quedé pasmado de que voy por buen camino, con excelente guía, y que verán a un comunicador y artista completo, ¡qué se agarren los demás, que viene este bajo en camino!

Persigan sus metas y proyectos, porque solo porque un sueño no se realizó, no quiere decir que los demás no se concreten. Si se van materializando, que lo diga yo: que pasé ese jueves el mejor día de mi vida, y merecía estas letras.

ah, y no podía irme sin que evidenciaran cómo cante luego de la primera de muchas clases que vendrán: 






Imagen de perfil de 3nfoque CR

3nfoque CR

Es una página con enfoques bien orientados sobre noticias nacionales e internacionales del entretenimiento y espectáculo. Saludos y bienvenidos.

Ir a la barra de herramientas