Dancing with the Stars: Se bailan a la audiencia con esta propuesta

Crítica de TV

 

El domingo anterior fue la premier del tan publicitado espacio: Dancing with the Stars, reciente apuesta de Teletica Formatos. Producto importado de la televisora británica, BBC (British Broadcasting Corporation), y Costa Rica es el país número 49 en parir esta producción audiovisual.

Lo expuesto- hasta el momento- fueron puros datos, ahora en producción televisiva, hay varios aspectos a señalar, vistos al arranque del nuevo bebé de la Sabana. Entre ellos, se encuentra la marcada temblorina en tomas, un set trabajado, promesas no cumplidas, géneros maleados, publicidad obligatoria y en competencia.

 

También desde un aspecto de semántica y de expectativa ahondaremos en esos dos puntos para lograr evidenciar si se cumplió con el reto establecido.

 

Los conductores del programa son Randall Vargas, con una presentación sin modulación, casi deportiva; y, Shirley Álvarez, más suelta, genuina y energética en su animación. Resaltó su trabajo.

 

Y la tripleta de jueces estuvo integrada por Flor Urbina, Cesar Meléndez (espontáneo y puso a correr a la producción, por sus constantes movimientos) y David Martínez.

 

En cuestiones de baile y técnicas, en eso no nos vamos a inmiscuir, sobre todo porque no se maneja con exactitud; en cambio la disposición de las parejas fue notoria y su interés en brindar espectáculo, prevaleció. Eso lo dejamos a los expertos en esta materia.

Parte del elenco de dancing with the stars
Parte del elenco de dancing with the stars

Set reluciente.

Para la puesta en escena, y lo mostrado, el escenario brilló. Siempre lo ubicaron en uno de sus edificios célebres: Marco Picado, donde simularon una pista de ballroom, con una tarima de fondo y público alrededor de la pista. Pudo haber mejorado, pero ha sido de lo mejor que ha colocado el canal del trencito, comparado con anteriores producciones de baile y canto.

Luces mejoradas y bien ubicadas para ser el complemento perfecto de la receta que nos estaban por brindar. Aspectos que se salen de control, cuando hay algo inesperado, como cuando Cesar Meléndez se moviliza sin avisar, pero en general lo manejaron de forma aceptable.

 

¿Expectativa cumplida?

Unas de las metas más difíciles de cumplir, desde el día uno en el que se promociona el producto a través de las redes, o bien prensa escrita; es ser asertivos cuando el espacio sale al aire. Cumplió a medias, para no decir que no cumplió.

 

Uno de los presentadores se dejó decir, al inicio, “La competencia de baile más exitosa del planeta”, refiriéndose al show que estaba dirigiendo. ¿Cómo se come eso? ¿Quiere decir que los demás programas de baile, que ha ejecutado canal 7, no fueron exitosos? Y más exitosa del planeta; exagera e hiperboliza la frase.

 

Desde antes estábamos plagados de promociones, por lo que el elemento sorpresa de quiénes eran las “estrellas” se había eliminado, entonces debían conjugar con el baile y lo que iban a recetar para la gala inicial. Con vídeos de sus trabajos en semanas pasadas, y ejemplificando.

 

Un aspecto que me agradó, fueron las clases educativas sobre los géneros mostradas, pero hacía falta luz, al ser en un exterior.

 

Desde la semántica hay que desgranar el título “Dancing with the Stars”, ya todos sabemos la traducción al español, lo que es innecesaria hacerla; en la palabra “estrella”, desde la RAE reza: Persona, especialmente artista de cine, que sobresale extraordinariamente en su profesión. La más alusiva al contexto.

 

Desde la promesa- en el título- no llena expectactiva. La mayoría son figuras de la misma empresa, o si bien es cierto, no hay estrellas en Costa Rica, son más bien famosas y famosos cercanos a la comunidad costarricense. Pensaría en colocar a personalidades reconocidas, como del calibre de Maribel Guardia, Vika Andrade, Veronica Bastos, o hasta de la misma Debbie Nova, o, de Adal Ramones, como enganche. Pero lógicamente requiere de presupuesto, pero las cosas hay que hacerlas bien, sino pierden su sentido y fuerza.

Dancing reciente apuesta de Teletica

 

Eso se parece a un vacío de hambruna, tomando en cuenta que hicieron casting, no quisiera imaginar quienes eran los que rechazaron. En cuanto a los bailarines, ellos no molestan, son profesionales en su área, más bien enseñan a los demás a destacar.

 

En cuanto a los steadycam o los estabilizadores de cámara, marearon a la audiencia. Reconozco que es complicado, pero por eso se coloca a un profesional para, precisamente, estabilizar la cámara no moverla sin ton ni son. Detallitos que hacen gran diferencia.

 

Y hasta aprendí ritmos nuevos- léase en tono irónico, no deberían de pensar que la audiencia es ignorante, anuncian que los géneros de la gala son: cha cha, Vals. En una de sus intervenciones musicalizan a Adele, cantante internacional, con vals. ¿Desde cuándo Adele canta VALS? Fallo.

 

En ámbitos de formato, es como el estilo del periodista. Con eso no se mete. Sin embargo, cabe destacar la duración prolongada para descubrir las calificaciones de la mesa de jueces, eso podría ser más rápido, sin tanta maroma. No hace falta decir lo que estamos viendo, es televisión.

 

No me extraña que, Teletica, no sea ejemplo para las personas con discapacidad, como los sordos, a pesar de que en reiteradas ocasiones la gente lo señala, al no existir interprete de LESCO, al amparo de la ya conocida ley 7600.

 

Publicidad insertada

En estos tiempos modernos, la era  de la publicidad no puede faltar, la historia y el relato pierde fuerza con las presentaciones de la propaganda pagada. Es mejor continuar todas desde cápsulas, sino en el transcurso del espacio, se observa forzado, no aporta. Pareciera que impera la necesidad de insertar la mención a como diera lugar.

 

Según un conteo del espacio, cada 15 minutos aproximadamente hubo cortes comerciales; ellos definen prioridades. Para 2 horas de programación, ¡hágale números!

 

Competencia sin contemplar

Desde semanas atrás se anunció con la cadena extinta de videos, MTV, la entrega de premios de los Video Music Awards (2014), por lo que su perillazo podría ser definitivo.

 

Aunque en el país, se contemple que el 35% aproximadamente, cuenta con cable en el país, puede generar ruido, en cuestiones de escenarios, de los términos de “estrellas” pueda causar, de definir prioridades entre cuál canal eligen para quedarse a ver.

Set de dancing with the Stars
Set de dancing with the Stars

También la alfombra roja con la que empezó Dancing with the Stars, una cápsula o vídeo de presentación; pero si lo comparamos con la alfombra roja de los MTV, donde aparecen figuras de la talla de Jennifer López, Beyonce o la polémica Miley Cirus. Hay diferencias. Aunque son diametralmente distintos sus públicos, la historia que desean transmitir, en algunos casos coincide.

 

Si hay que aclarar que el programa de baile, en TV abierta, es familiar; mientras que el de MTV es sobre los que se sientan enganchados con los artistas y su música. ¡Coincidencia, en horario, odiosa!

 

Insisto, en que la producción nacional debe promoverse fuertemente, pero el reto siempre será superarse a sí mismo, con diferencias en la práctica. Puede tomarse como una extensión de Bailando por un sueño. En fin, sigue siendo puro entretenimiento.

 

 

Aún resta 11 espacios más por ver, coloque en su agenda de los domingos a las 7, el nuevo espacio de Canal 7, Dancing with the Stars.

 

***Imágenes colocadas con fines ilustrativos

Imagen de perfil de 3nfoque CR

3nfoque CR

Es una página con enfoques bien orientados sobre noticias nacionales e internacionales del entretenimiento y espectáculo. Saludos y bienvenidos.

Ir a la barra de herramientas