Primero pienso; luego voto

La decisión a presidente más difícil de hacer
·        La elección a diputados sí está más clara.
Para gustos, los colores. Sino tiendas no se vendieran, lo mismo sucede en la arena política, y, aún más en esta contienda electoral, donde la elección a presidente, en Costa Rica, no aporta mucho por los candidatos mostrados. Está bien, no hay candidato perfecto; pero, al menos nuestro objetivo es valorar al perfectible.
Luego; de la catastrófica administración Chinchilla, las mujeres-por un buen tiempo, quedaron descartadas para asumir la cabeza del Poder Ejecutivo, de un país pequeño. Por ende, todos los aspirantes son hombres.
Luego de analizar el penúltimo debate; elaborado en canal 7, más los últimos encuentros en medios, desgrané (por candidato)-los 5 más populares en encuestas, estas conclusiones:
Luis Guillermo Solís; no ha logrado ser líder desde los casos de cuestionamiento con Victor Morales, tercer lugar por San José, y al parecer tenía más protagonismo el mismo Ottón Solís, que él. Eso le afecta, porque en momentos cruciales que lo ponen en aprietos, es cuando no muestra determinación. Puede asemejarse más de lo que creemos a la actual presidenta, Laura Chinchilla.
Ottón, es más consecuente y directo al hablar de la reforma fiscal, de hecho, apoyó la que estaba liderando Fernando Herrero, y ahora, la que venga igual le brindará el hombro. En cambio, Luis Guillermo, (les digo el nombre, pero tener el mismo apellido) aboga por recaudar de “manera más efectiva” o “la revisión y más eficiencia del gasto”, como que está adentro y a la vez no. Debe ser más directo. Y sumar el dónde lo recortará.
Su postura -casi fraternal, de aliarse con el Frente Amplio le ha costado puntos menos en esta campaña. Él puede ser buen académico, tener buena capacidad y ser buen político, como añadió don Ignacio Santos, en café política; sin embargo, así inició Laura Chinchilla, y vean las encuestas de popularidad. No está listo para asumir la cabeza de un llamamiento urgente de limpieza en Zapote.
Desea eliminar el CONAVI, Consejo Nacional de Vialidad y el Consejo Nacional de Concesiones y el Consejo de Transporte Público para que el MOPT tenga un papel de rector y fiscalizador absoluto, donde más bien reasigna los recursos dentro del ministerio. Además quiere hacer al Estado más interventor, donde está claro que tener menores  superávit signifique signifique que actué de manera correcta. Puede gastarse el dinero de manera apresurada. Un peligro latente.
En la parte social, me tranquiliza lo que vendría a dar Ana Helena Chacón.
José María Villalta Con este caballero sucede lo siguiente: sus contradicciones en su ideología lo tienen rumbo a la tumba. Mientras José Merino, se vanagloriaba de lo que él llamaba el comunismo, Patricia Mora dice estar orgullosa, y Dagmar Facio también.
 Aunque Marx dice que el comunismo es repartir la riqueza por igual, el Estado brinda educación a todos por igual, ni la misma Cuba lo alcanza, al menos debería ser consecuente. Definiendo de una buena vez entre su partido y él qué es.
Y tomando citas del Papa no lo hace ser religioso.
Asimismo, desea quebrar con los topes de cesantía, impedir que empresas de medios de comunicación extranjeras puedan alquilar el espectro radioeléctrico, y sencillamente no hay empresas nacionales interesadas en crear un medio.
También inyectarle impuestos a las zonas francas, ¿quién va a querer venir entonces a colocar su negocio ahí? Migrarían los inversionistas, aumentaría el desempleo, imagínese alguien como yo, ya probando las mieles de no recibir un salario, con Villalta estaría peor.
En tanto, Villalta propone más control a los precios de los alimentos, facilita aún más tener un Estado pulpero, paternalista y proteccionista, modelos que tienen Venezuela y Cuba. ¿Adivinen quién saldrá perjudicado? El pueblo.
Lo que me preocupa, en sobre manera es que tiene escasez de equipo, no le quedará de otra que pedir ayuda a otros partidos.
Si bien es cierto; la Campaña del miedo lejos de perjudicar, lo beneficia. Porque está creciendo como la espuma. Y sus propuestas son utópicas, que dista de una Costa Rica actual, que necesita progresar.
Johnny Araya La voló del estadio, al hacer su programa de asistencialismo y clientelismo político, primero las caravanas de la Salud, con su esposa-por dicha el TSE se las prohibió, y, ahora nos recetó los bonos alimentarios, donde se compromete a darle más de 23 mil colones por día a las familias de pobreza extrema. Es que ni él se creyó como hará eso.
Claro, lo anterior lo hizo a raíz de la encuesta de Unimer, donde lo ubica directo al viaje de segunda ronda. Donde sabe que perderá. Empero, utilizará programas como Avancemos y los fortalecerá.
Lo único que me agrada en la fórmula es Silvia Lara, porque conoce del panorama social, con personas con discapacidad, apunta a mejorar su condición.
Por otra parte, quiere expone más gasto, más impuestos, más proteccionismo, y regulación al tipo de cambio. Apuesta por los proyectos de infraestructura ya financiados y por el modelo de concesiones que tantos dolores de cabeza mostró en este gobierno (caso carretera a San Ramón).
Su partido está desgastado, si quedaría, y no supera expectativas pondría el camino aún más fácil a candidatos como Villalta u Ottón Solís (aunque diga que no quiere más candidaturas). Ese es el riesgo.
Otto Guevara Si había uno malo, él es peor. Sus incongruencias son mayores, su partido está más cuestionado, está bien, él no tiene una causa, pero él es la cabeza. Por ende genera duda.
Su pensamiento tan retrógrada en espacios como matrimonio gay, donde no apoya. Sus extremos en ni permitir aborto terapéutico, dejándoles a la madre-según su juicio y al médico, que tomen la decisión. Sin tan siquiera que exista la opción. Es cerrado y conservador.
No quiere apostar por más impuestos, aboga por mantener los existentes y que se recauden bien- un tema sensible. Cerrar monopolios, abrir el de electricidad, como el existente en telefonía.
Ah, y viene el mejor, generará 500 mil empleos, según su Plan de Gobierno, pero quiere restringir más contrataciones al sector público. Entonces que el privado sí deba reclutar. Contraproducente.
Conclusión:
Hay de todo en este escenario político. Algunos escogerán el dicho: mejor viejo conocido que nuevo por conocer. O tal vez, el cambio beneficia sin importar qué reformará.
Lo que sí hay son similitudes y discrepancias, entre los candidatos, debo elaborar un escaneo, ver en qué pueda aportar. Lo importante, a fin de cuentas, es que vote ya logrado el análisis. No antes.
 

Los 13 candidatos a la presidencia de la República. 

Imagen de perfil de 3nfoque CR

3nfoque CR

Es una página con enfoques bien orientados sobre noticias nacionales e internacionales del entretenimiento y espectáculo. Saludos y bienvenidos.

Ir a la barra de herramientas