EL VIEJO ARTE DE LA ORATORIA…


Desde tiempos atrás ese gran arte de hablar con elocuencia, que es la oratoria, se ha utilizado como forma de expresar en público. Por ejemplo, se utiliza en conferencias, lecciones, exposiciones, sermones y narraciones.

Al mencionarlo parece muy fácil establecer y mencionar algunos de los tipos de oratorias que existen, pero en realidad es todo lo contrario. En muchas ocasiones hay factores que perjudican a la persona, para que pueda presentarse de la mejor manera, yo les llamo los enemigos de la oratoria. El primero de ellos es el nerviosismo, si la persona es nerviosa, debe aprender a saber manejar lo, porque ante un público que la va a juzgar y ver, no se debe ser inhibido por unas miradas, que son simplemente eso miradas.

Aunque si admito que en muchas ocasiones el nerviosismo es un enemigo muy grande de la expresión oral, debemos estar preparados para cualquier situación. Para eliminar los nervios, aconsejo practicar en casa con la familia, o exponerlo para si mismo, esto con el objetivo de sentirnos más cómodos cuando llegue la hora de exponer algo, ante un grupo de personas.

Otro de los enemigos según mi visión y experiencia, es el miedo escénico, es parecido al primer enemigo y es el impedimento para comunicar expresivamente. Al conjugarse varios sentimientos encontrados, retrasa la buena exposición.

En el tercer puesto, dentro del marco de enemistad de la oratoria, se encuentran los ruidos presentes en el ambiente, porque si uno esta nervioso y con inseguridad, todo sonido que se emita en el momento, pasa a ser un motivo de distracción y por ende un mal empleo de la concentración. Es muy importante resaltar, que cuando se esta frente a un auditorio, uno debe saber en lo que está y no desconcentrarse . Porque, como en todo, hay personas que hablan, otras que no prestan atención y las que se interesan en lo que se esta diciendo. Entonces es muy difícil mantener al público muy interesado.

Fundamentalmente, uno hace su trabajo para superación propia y lo realiza, lo mejor posible. Así aunque muchos no nos presten atención sabes que dimos lo mejor de nosotros y que lo preparaste para dar a conocer el tema que vienes a desarrollar.

El cuarto enemigo es la dependencia de la tecnología. En este siglo XXI, dependemos mas de diferentes aparatos que hacen que sea más creativo la exposición. Pero en ocasiones si se presenta algún imprevisto, ya sea que se descomponga o se desconecte la luz. Debemos estar preparados para utilizar nuestra habilidad de dirigir a nuestro público.

Son muchos los factores que podemos destacar que son negativos y positivos dentro de la oratoria, pero nos daría navidad del 2015. Lo que he querido dar a entender es que la oratoria no es nada fácil y cuando le pregunten si es sencillo exponer en público, la respuesta va a ser siempre no, porque debemos estar comprometidos con el tema para no caer en la irresponsabilidad. Y además cuéntale porque no es fácil…

3nfoque CR

Es una página con enfoques bien orientados sobre noticias nacionales e internacionales del entretenimiento y espectáculo. Saludos y bienvenidos.

Ir a la barra de herramientas